jueves, marzo 04, 2010

La lista de la verdad.

Desde hace muchos más años de los que me gustaría confesar trabajo auditando calidad y satisfacción en servicios. Y se me ha generado cierta deformación profesional: no tolero ni permito que me atiendan mal, ni que me ignoren cuando entro a un negocio, oficina, banco, restaurante, o cualquier lugar que tenga personal especialmente destinado a la atención de público. No puedo evitar que me atiendan mal, pero, cómo mínimo, les doy un disgusto.

Por ejemplo: Si voy a la casa de pastas, por decir, y el señor raviolero está en la máquina estirando los fetucini, y tengo que esperar, todo bien. Es más, me quedo viendo entretenida como el hombre labora.

Ahora, si entro a un local de venta de almohadas y re
corro, y miro, y la única conclusión que puedo sacar es que la vendedora tiene problemas que intenta resolver por sms, se pudre todo.

Me está sucediendo demasiado seguido entrar a un local, y salir a los 5 minutos sin que nadie me haya atendido. O peor: que me hayan derivado con otra persona que no está ó está ocupada rascándose ó me ignora ó habla por tel.


Ejemplo:

Entro a Frávega, me atiende raudo vendedor que dice que tiene lo que busco, me lo vende, me lo factura, paso por caja, pago, y voy a expedición. 1,5 minutos.

En expedición ya hay un muchacho esperando, me paro detrás
(si, soy obsesiva con las filas. Aunque seamos 2, hago una fila). Nadie viene.
Yo pienso que al joven que me antecede le fueron a buscar un cuarzo al polo....


A los 5 minutos la cajera, que ya nos vió cambiar de rosado a morado esperando, toma micrófono cual Pumper Nic y dice
"sssssseñorrrrr Claudio, tiene público en el mostradorrrrrr".

O sea que el joven delante de mí no tiene la culpa de nada...

10 minutos. Me acerco a la caja y la cajera, automáticamente, empieza a cabecear como Steve Wonder para no cruzar mir
ada conmigo.
Apoyo un poco ruidosamente la palma contra el mostrador y le digo

"Disculpame, pero por qué te vas a fijar? Le debe haber pasado algo..."

La cajera me mira con cara de enojada y me dice
"No, seññññora, shhhhha lo shhhamé".

"Cómo quieras, linda", y me volví a mi fila de 2.
Al momento escucho por el parlante

"ssssssseñorrrrr Claudio, tiene público en el mostradorrrrrr" (se jugó !)


Cabe relatar que en el local había 6 vendedores, 2 cajeras y 2 clientes que ya habíamos sido atendidos...no sé si soy gráfica.

15 minutos. El pobre flaco que esperaba delante mío estaba absolutamente desesperado, pero era tan tan tan tímido que sólo atinaba a mirarme, y murió de vergüenza ajena cuando me vio enfilar de nuevo para el mostrador.
Otra vez los cabeceos (casi le tomo la cabeza entre las manos, pero no!, soy una
dama).
"Linda, devolveme la plata, me
voy"
"Pero ya viene...."

"Estás segura? Fuiste a ver si está vivo?"
Ahí me parece que me pasé, porque mientras ella anulaba la f
actura, el pago de la tarjeta, y puteaba en sánscrito (bajito), mandó a un vendedor al baño de hombres a ver si el tal Claudio estaba bien.
Me quedé sin electrodoméstico, sin horario de almuerzo y muuuuy caliente.

En la misma semana me pasó en una librería y en un negocio de ropa.
Me debo estar volviendo transparente.


Entonces hoy inicio una jornada de escrache abierto a la comunidad.
Pase y denuncie al que que lo ha ninguneado e ignorado!
A ver si conseguimos esclarecer a los propietarios de los c
omercios y las autoridades de las instituciones que tanto dinero gastan en mistery shoppers y consultoras de clima laboral.

La convocatoria es internacional: Una nunca sabe de dónde herada el público XD.


Los casos recopilados irán al muro de exposición en el margen izquierdo de este canal. Porque yo sé que va a pasar que el amigo del sobrino del primo del dueño de uno de los negocios le va a contar lo que leyó acá, y ÑÁCATE! Será Justicia
!

Esta es la portada del menú de la confitería Grand Park de Nazca y A.Jonte. Tampoco es cuestión de ponerse melodramático....

14 comentarios:

Fla-q dijo...

presiento que La Mona Sedosa dirá que así se escribe un post... Estoy aprendiendo?

El Mostro dijo...

Ninguna deformación profesional. Yo hago lo mismo. Por ejemplo, si me citan a una reunión a una hora, estoy a esa hora. si me hacen esperar mucho, me levanto y me voy. La última vez, una recepcionista me corrió hasta el ascensor.
Me he ido de restaurantes, sin pagar, sin culpa.

En muchos no hay vendedores, sino despachantes, que parecen que te salvan la vida si se dignan a darte bola.

Besos.

Fla-q dijo...

Veo que podemos formar un club, Mostro.
Me he retirado de entrevistas de trabajo porque demoraban en atenderme. Y para mi sorpresa me han vuelto a llamar (WTF!)

No me he retirado sin pagar, (cuando quisieron cobrarme, obvio...). Pero sí me he ido de resaturantes de rancia estirpe cuando me han pedido/sugerido/solicitado que ocupe una mesa diferente a la que elegí porque estaba armada "para más comensales".
Guardate la mesa, las sillas y los vasos!

Y ahora, escrache a quien quiera, Mostro, este es un espacio de libre expresión y ya inauguramos el paredón de ajusticiamiento sumario.

Aproveche!

Beso.

El Mostro dijo...

Muchas gracias.

unServidor dijo...

Me mató ese gato en ese párrafo... (eso fue sugerencia sedosa?)
Como dijo el amigo mostro, lo suyo NO es deformación profesional. He hecho cosas similares, y me fui de restoranes donde tardaron en atenderme... ¡ni siquiera para decirme que me cambie de mesa!

Otros que no saben lo que es un cliente -y por eso lo confunden con otros transeúntes- son los vendedores que se paran ansiosos en la puerta a incomodar a cualquiera que mire la vidriera... ¡también me escapé de esos!

Pero pese a todo, no veo nada peor que ser bien atendido por -digamos- una concesionaria que me vende un auto usado con 6 meses de garantía (podría llamarse, no sé... ¿Autobaires?) y al mes deja de andar, la agencia NO se hace cargo (la cual podría estar, no sé... ¿en Av. de los Incas?) y a los 3 meses sigo esperando que me den los papeles de propiedad del auto que les pagué.
Obviamente, ahora sí me hacen esperar.

unServidor dijo...

(¿te leen en La Nación? Mirá lo que publicaron ahora viernes...)

http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1239766

Mona Loca dijo...

¡¡¡Así se escribe un post!!!!



Ay, Fla-q, cuánto adhiero a su cruzada!!!!

Una vez fui a comprar un traje de baño con la monita mayor. La pffgbgsrvendedora me dio cero bola.

Nada.

Me hice autoservice, elegí las prendas para la monita, se probó, y fui a la caja.

Cuando la cajera me preguntó quién me había atendido, le contesté:

"atenderme, la verdad es que nadie"


La portada del menú no es exagerada, cumpa.
Eso es un cliente. Lamentablemente, los clientes son ( somos) rompepelotas, exigentes, demandantes...pero sin ellos, no tendríamos negocio!!!!

Todavía no pude convencer a nadie de que depositara dinero en mi cuenta a cambio de nada...
=(
la gente es mala.

Dragonfly dijo...

Querida Fla-Q, creo que ese un mal generalizado de la gente de atención al cliente, a mi me ha pasado cada cosa, pero yo, bien pesada que me pongo y les dejo saber con puntos y comas lo que pienso del servicio, muchas otras veces, me marcho y pido mi dinero a cambio.

La cuestión no es que ellos se desvivan por atendernos (porque hay otros que se pasan de insistentes), pero tampoco que te ignoren como si fueras nadie.

Besos ;)

Onirica dijo...

haaaa... las delicias de la gente que atiende mal, a mi que no consigo laburo y tuve un super entrenamiento en mi primer trabajo "mc donalds" me da por las pelotas que yo... que soy exelente atendiendo gente no tenga laburo y haya cada paparulo atras de los mostradores. grrrrrr

Fla-q dijo...

Servidor, ese gato enojado es el mismo de mi avatar cuando lo atienden mal. Se transforma, se pone loco, se le sube la mostaza...


Lo del auto, averigüe, amigo. Como ex administradora de flota de utilitarios puedo aventurar que la ley de defensa del consumidor prevé una garantía no escrita de funcionamiento por un plazo (me parece que de 3 meses) para vehículos usados. No sé que pasa con los KM rodados, pero interioricesé, Servi. Por ahí puede recuperar un alguito.

Lo de La Nación es muy caradura...ahora voy a tener que ir a reclamar el canon por el copyright... Yo me meto en cada lio!

Fla-q dijo...

Ay, Mona, menos mal que no defraudé! La verdad, m'hija, es que me cuesta soltar los dedos (o hilar dos frases...)

Lo del menú es apoteótico, me dio mucha risa cuando lo leí.
Venía cebadísima de los encuentros fallidos con los vendedores y leí eso: Estallé en histéricas carcajadas, llamaron al SAME y el resto... usted ya sabe.
Ahora me dieron este chaleco blanco bonito de mangas largas.... Será porque viene el otoño?

Fla-q dijo...

Entonces bienvenida al Club, Dragonfly!
No pido que se desvivan, juro que no.
De hecho, en México, el "mande" , o en Brasil el "fique a vontade" me dan mucho pudor. No pretendo que besen el suelo que piso. Pero tampoco que me ignoren....

Supongo que todos tienen muy claro que ese trabajo no es para ellos, que están para más en la vida. Y está bien que tengan ambición de progreso, pero
QUE SE CORRAN DE MI CAMINO!

Beso, linda!

Fla-q dijo...

Onírica, ya sabés que yo sería tu cliente incondicional. Todavía no abriste la agencia de turismo y yo ya me anoté para que me saques a pasear.
Poné un kiosco, un chiringuito en la Bristol, un supermercado chino, una boutique con tu mamá modelo, y yo voy a estar ahí, en la puerta, esperando que abras para entrar a recibir el privilegio de tu atención.
;)

Belugar dijo...

Tendrian que dar cursos para atender clientes gratuitos, quizas asi se pongan las pilas.
termine de leer este post, muy bueno por sierto, y me percate que ultimamente son mas las veces uqe me voy sin comprar por culpa de la mala atencion que por no encontrar lo que busco